© 2017 ALTERNO MX. - DERECHOS RESERVADOS

  • Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon

El martes 13 y algunas supersticiones en el mundo de la Música

August 13, 2019

El mundo está lleno de creencias e ideologías, de cosmovisiones y supersticiones, con ello, la música no es la excepción. El temor al martes 13 y al número 13 en general, han generado temor y se le han atribuido energías ocultas desde hace siglos.

 

El número 13

 

Tal vez la de considerar el número 13 como de mala suerte sea de las supersticiones más arraigadas en nuestra cultura, al grado de existir un padecimiento llamado triscaidecafobia que es el temor desproporcionado a dicho número. De ahí, la irracional costumbre de hacer edificios en los que del piso 12 se pasa al piso 14.

 

La mitología nórdica, anterior al cristianismo, también provocó una fobia por el número 13. Inclusive, ya los griegos en el año 700 antes de Cristo, consideraban de mala suerte sembrar los días 13.

 

En el Apocalipsis, el versículo 13 está dedicado al Anticristo. En el tarot, la carta XIII está aplicada a la muerte. Eran 13 las personas presentes en la Última Cena (Jesucristo y sus 12 apóstoles).

 

En la música

 

El número 13 acompañó al compositor alemán Richard Wagner en muchas situaciones de su vida, nació en un año terminado en ese número, 1813 y murió un 13 de febrero de 1813. Compuso 13 óperas y el teatro en donde estuvo por primera vez al frente de una orquesta se inauguró un 13 de septiembre.

 

Se dice que hay bandas y cantantes que evitan usar encendedores blancos porque fueron hallados en las ropas de Jimi Hendrix, Janis Joplin y Jim Morrison cuando murieron, viajar en viernes 13 ó incluso no ofrecer el show número 13, son actividades que prefieren no hacer.

 

Ya entrados en supersticiones, Alice Cooper acostumbra ver películas de kung-fu y comer unos dulces en específico previo a sus conciertos: Skittles.

 

Así cada músico o banda, tiene sus propios rituales y amuletos para contrarrestar la energía oculta y evitar que los toque la ruina o la desgracia.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload