• Alterno Mx

Werner Karloff, el regreso a los toquines under.

No sé si el termino toquines ya sea muy millenial o aún sigue siendo usando en la lengua popular, pero un hecho es que estamos un tanto felices (y preocupados) por el regreso tan esperado de la música en vivo.


Ya es más de un año el que llevamos viviendo en una situación incierta en donde uno de los principales afectados a sido el medio musical en vivo. La cancelación de decenas o quizá hasta cientos de eventos en México nos ha dejado con ganas, muchas ganas de regresar a los eventos y conciertos.





El pasado 16 de julios se presentó en San Luis Potosí, Werner Karloff, uno de los artistas más sonados en la escena oscura nacional y ha sido bien recibido en otras partes del mundo.



Una gran noche para un evento de este estilo, además de que la chela estaba a un excelente precio, el ambiente fue increíble. Encontrando viejos conocidos y recordando épocas de juventud en donde los eventos underground en la ciudad eran más comunes de lo que ahora son.


Por motivos de pandemia (supongo) el evento comenzó temprano, puntual y sorprendentemente los asistentes llegaron a tiempo. Ambientado con un poco de post punk y esperando que iniciara el evento, comenzó un dj a tocar, la verdad paso un poco desapercibido, pero todo cambió cuando Werner Karloff se subió, encendió sus instrumentos y la música comenzó a sonar, la gente se prendió y los bailes comenzaron. Un set de caso 2 horas (o algo así) de un gran despliegue de sonidos de la vieja escuela del EBM con el clásico post punk que últimamente tanto suena en todo el mundo.


Werner Karloff mostró una gran energía en el escenario, y aún que el audio local falló un poco en repetidas ocasiones, la presentación, a mi parecer, fue un éxito total con una gran mezcla de sonidos oscuros que al final llegaron a sonar hasta un poco industriales, algo más agresivo pero igual de bien recibido por la gente. Coreando ¡OTRAAAAA, OTRAAAAA! los asistentes no querían que el show terminara, sin embargo después de otras tres rolas de pilón, el estelar se despide dejando en muchos de nosotros un buen sabor de boca.



El cierre fue un cierre ÉPICO, pues un dj local bien conocido como Bionic, puso a bailar de una manera tan extraña a todos los asistentes que se quedaron después del show principal.


Iniciando con algo más ambient-noise (según yo) y siguiente con un poco de electrónica que no podría definir en este momento, se dio a la tarea de hacer que muchos de los que salieron de la pista de baile, volviera a ella. El dj set parecería broma para muchos de nosotros, pero ¿se imaginan a una decena de góticos bailando al ritmo de Los prisioneros? ¿o coreando canciones que fueron hits en los 80's y 90's en la radio mexicana? pues sí pasó, y a esto es a lo que se le puede llamar un verdadero DJ.


Bandas como Los Prisioneros, La Femme, Slove, Alaska y Dinarama y algunos hits en español de los 80's y 90's sonaron en su repertorio, y todo perfectamente bien mezclado, a tiempos exactos y sin que la gente dejara de bailar. Simplemente ¡SORPRENDENTE!


Un buen lugar con chela a buen precio, los tiempos de la organización fueron excelentes, un cover de $80 pesos bastante accesible, solo el sonido fue algo que dejó mucho a desear, de ahí en fuera, todo estupendo.


Chequen el trabajo de Werner Karloff, un artista que bien vale la pena seguirle la huella, y si pueden, compren su material en digital o físico.



34 vistas0 comentarios