Soundtrack original de la película “Solo los amantes Sobreviven” (Only lovers left alive).


Un laúd, guitarras eléctricas, distorsiones y un rock abismal, lleno de neblina espesa, en un mundo de vampiros, son las principales texturas que encontraremos en este maravilloso y muy, pero muy bien logrado soundtack. Para los que muy bien conocen a Jim Jarmush, director de este filme, reconocerán en esta música la misma identidad que ha llevado en sus demás películas. Si nos vamos Dead man (1995) gran parte de la película (si no es que toda) encontraremos puras guitarras, tanto acústicas como eléctricas y de vez en cuando pianos preparados; no está de más decir que esta música corrió a cargo de Neil Young, que improviso todo viendo la película desde un estudio. Y es que tanto en los dos filmes predomina una misma intención estética, que, si no más refleja desolación, abismo, muerte, y este caso, vampiros.





Gran parte de la música corrió a cargo de la banda SQÜRL, que sin más ni menos es el proyecto de rock experimental de Jim Jarmush, en conjunto con el productor Carter Logan y el ingeniero de sonido Shane Stoneback, que por cierto han recibido muy buenas reacciones de la comunidad rockera de New York, ya que no hace mucho el proyecto volvió a las andanzas por el regreso de Jim, que si bien consume parte de su tiempo siendo cineasta. Ozef van Wissem es quien está a cargo del laúd, este instrumento de cuerda antiguo que añade mucho a la película, creando atmosferas obscuras, misteriosas y por supuesto ayudando mucho con la temática “vampirezca” del filme, y pues sí, la historia misma se desarrolla en Turquía, sin duda gran crédito de la propuesta musical es por estos dos elementos, y por supuesto de la sensibilidad musical de Jim y su alma rockera. Está más decir para quien lo conoce, ya que Jim es bastante cercano a músicos de rock tradicional y campirano, como Neil Young, The Raconteurs y el mismo Jack White, quien ya salió en unas de sus películas (Coffe and Cigarrettes).





Ahora mencionaré a otros dos talentos imprescindibles al score original, estoy hablando de dos cantantes, una de ellas, Zola Jesus de origen ruso, quien apoya de manera esplendida las canciones de SQÜRL y Ozef, aportando cantos largos, con una gran calidad y sonido, desde luego obscuros y profundamente bellos. Vale la pena buscarla y ver lo que hace, que sin duda la escena dark y gótica de cualquier parte del mundo la amarán. Jasmine Handam no se queda para nada en el olvido, a pesar de que solo aparece en un track del álbum, basta con reconocer su gran personalidad, su voz desgarradora y a la vez potente, sexy y llena de lamento del medio oriente. Seductora, creativa, obsucura, tóxica, sensible, libre. No olviden de seguirle la pista a ella y los demás artistas de este soundtrack que merece la pena ser escuchado, en una noche silenciosa y con buenos elementos para relajarse y sumergirse en el mundo sonoro de Jim Jarmush, y obviamente, no dejen de ver esta joya audiovisual. RIP por siempre.




72 visualizaciones0 comentarios